COMUNIONES

Al igual que todas las fotografías, las fotos de comunión tienen que ser relajadas y naturales. El recuerdo de un momento alegre e inolvidable escrito por colores.

La sonrisa tiene que salir de dentro de forma espontánea y es justo ese instante el que se va a grabar en nuestro memoria gracias a la fotografía.

 

Apostamos por fotografía en entorno naturales, sin abandonar el estudio donde poder acompañar con fondos mágicos a los que reciben su primera comunión.